Continuamos nuestra aventura en un municipio reconocido por sus hermosas aves y heliconias que decoran los senderos…. Bienvenidos a Recetor, Casanare.

Este bello municipio se caracteriza por su domo salinero, minas de carbón y gran cantidad de senderos decorados con hermosas heliconias, sus flores insignia. Un dato curioso de este municipio, es que, según la tradición oral y popular, su nombre se derivó de un curandero que existió en esta región; al que acudían los enfermos en busca de una cura. Le habían dado el nombre de Recetor porque recetaba remedios naturales y caseros a sus pacientes.

Llegamos a recetor con una misión, seguir compartiendo con las futuras generaciones del municipio el talento de nuestros niños.

Agrupación Musical de la Fundación Camaguan presente en Recetor, Casanare – Proyecto Travesía Musical 2021

Durante nuestra visita a este destino y con el apoyo de la administración municipal, logramos desarrollar un espacio de integración, aprendizaje y dialogo de saberes, nuestro segundo conversatorio cultural llanero en el marco de la gira.  Un gran espacio que permitió generar interacción entre todos los niños participes del evento, en donde pudieron conocer un poco sobre la labor cultural realizada por la fundación, el trabajo de los niños de la agrupación y sus expectativas como futuros exponentes de nuestro folclore.

Durante la jornada de la tarde los miembros de la agrupación dieron un gran concierto de música llanera a los habitantes del municipio. A través de expresiones como el canto, la ejecución de instrumentos y el baile del joropo, la comunidad logro disfrutar de un espacio cultural lleno de mucho talento liderado por los niños, niñas y jóvenes de la fundación.

Emociones a flor de piel fueron las que se vivieron al final de la jornada y sin duda alguna, ver las sonrisas en los niños del municipio valió todo el esfuerzo.

A continuación, podrás disfrutar del segundo capítulo de la miniserie llanera “Travesía Musical”, que recopila fielmente el desarrollo de esta experiencia vivida en la tierra de las heliconias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *